Técnica de productividad: La voluntad y el propósito

La voluntad y el propósito

“Cuando pierdes un momento, se puede decir que en cierto sentido has matado, malgastando una oportunidad irremplazable. Pero cuando se utiliza correctamente ese momento, llenándolo de propósito y de productividad, éste vive para siempre”. Menachem Mendel Schneerson

La voluntad es la facultad de decidir y ordenar nuestra propia conducta. El acto voluntario incluye los procesos de: concepción, deliberación, determinación y ejecución de las acciones.

Es en la deliberación del acto voluntario donde se produce una lucha de:

  1. Motivos: Ideas o razones que militan en favor de una de acción en particular.
  2. Móviles: sentimientos o deseos, que nos empujan hacia una acción y nos desvían de otro.

Muchas se combinan ambas y se convierte en una lucha de ideas cargadas de sentimiento. Cuando finalmente elegimos un curso de acción como preferible, hemos ejercido nuestra libertad de actuación y de decisión. Hemos fijado nuestra atención sobre una idea, que consideramos preferible.

Cuando tenemos un fuerte sentido de propósito, estamos dándole fuerza a nuestra elección de algo como preferible, le estamos dando fuerza a nuestras decisiones y nuestras acciones.

El sentido de propósito se obtiene de nuestras creencias y valores fuertemente interiorizados. Es lo que defendemos y creemos. Lo que nos da un sentido de propósito en una causa que es mayor que nosotros mismos. Es nuestra misión. Y la integridad de nuestro carácter depende de alinear lo que predicamos y lo que practicamos.

El sentido de propósito puede ser una poderosa fuente para energizar y dirigir la conducta, es decir, motivarla.

Cuando no tenemos un sentido de misión, de propósito, es fácil desmotivarse y ser sacudido por las tormentas de la vida. En cambió una serie de creencias y valores bien arraigados, pueden ayudarnos a superar los mayores obstáculos. Citando a Nietzsche: El que tiene un “por qué” para vivir puede soportar casi cualquier “cómo”.

Es importante definir nuestros valores, nuestro rol y misión en la vida. Una virtud es un valor en acción. Debemos tener una declaración de nuestra visión, y arraigarla a nuestros valores más profundos y significativos, para crear un mapa que nos ayude a invertir nuestra energía.

Para explorar diferentes técnicas de productividad que utilizan la voluntad y el proposito, puedes descargar de forma gratuita en bookboon.com mi libro titulado Tribus Enfocadas: Un blueprint para desarrollar una cultura de productividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>