La importancia de la creatividad

Primero señalemos brevemente 8 puntos de porque la creatividad es importante para los profesionales creativos en esta época.

  1. Es La habilidad que ha permitido nuestra supervivencia como especie.
  2. Es la actividad cerebral más compleja que tenemos.
  3. La creatividad es mayor predictor del éxito que la Inteligencia y otras habilidades cognitivas.
  4. La creatividad es una habilidad que puede ser desarrollada con Practica Deliberada.
  5. Estamos entrando en una nueva era moderna de Economía Creativa, donde la creatividad es el motor de industrias y negocios.
  6. Es la habilidad que nos permite solucionar problemas y superar dificultades.
  7. La creatividad con c Minúscula: convierte problemas en oportunidades en la vida diaria.
  8. La Creatividad con C mayúscula: Permite la creación de ideas que transforman la historia o crean grandes obras maestras humanas.

Creatividad y Supervivencia

Cuando los investigadores en la Segunda Guerra Mundial decidieron estudiar que habilidad tenían los pilotos de combate y los espías que sobrevivían más, determinaron que la creatividad era habilidad que mejor predecía las posibilidades de supervivencia en el campo.

Actividad Cerebral Compleja

¿Es cierta la teoría hemisferio izquierdo y Derecho?, se ha demostrado que neurológicamente es un mito, la creatividad no funciona así. Hoy en día existen muchas malinterpretaciones, confusiones y mitos sobre la creatividad, algunas de las cuales me gustaría explorar en mi blog.

Éxito Profesional Y Financiero

Cuándo inicié mis primeros trabajos etnográficos de campo en antropología, compartí con diferentes comunidades indígenas: los Yukpas de la Sierra de Perijá, los Piaroa de Amazonas y los Guajiros del Zulia. En algunas zonas rurales y marginales donde estuve observé condiciones de extrema pobreza.

¿Qué hace que algunas personas y sociedades sean pobres y otras ricas?, y ¿Cuál era la razón de la desigualdad?

Siempre se ha asociado el éxito económico y profesional a la inteligencia, habilidades cognitivas, los talentos, el ambiente y la educación.

¿Cuáles talentos son necesarios para tener éxito profesional hoy en día?

Los antropólogos han determinado que todos los seres humanos, no importa de qué lugar o época del planeta, tenemos la misma capacidad de abstracción, el mismo potencial mental.

La Asociación Americana de Antropología estableció oficialmente en 1994 que la inteligencia no es biológicamente determinada por la etnicidad. Y en el 2012 la Asociación Americana de Psicología lo confirmó basándose en estudios genéticos.

En otras palabras: La inteligencia no está determinada por genética, sexo o nacionalidad. Todos los seres humanos tenemos la misma capacidad de abstracción y variamos poco en rangos de inteligencia.

Si en la era moderna los seres humanos tenemos acceso más o menos similar a la información.

La creatividad como creador de valor económico

Estudios modernos indican que la capacidad de buscar novedosas formas de hacer las cosas y generar cambio es la habilidad que finalmente trae valor al mercado y a las personas.

Muchos autores, como por ejemplo Peter Thiel en su clásico zero to one, (pueden leer mi reseña aquí), explican como las economías han pasado de un mercado basado en commodities a uno donde la creatividad y la innovación marcan la pauta de la competitividad.

Continuar con el estudio de la creatividad es obligatorio para quien desea entender las tendencias del mercado de las ultimas décadas, y quien desee crear valor de forma continua en el futuro.

Es por eso que seguire explorando el tema en proximas entradas, y si la providencia lo permite, completando un curso completo que complemente el roadmap de motivación y productividad, entrando todas estas en disciplinas fundamentales para el dueño de negocios digital, y todo profesional que busque alcanzar la excelencia en su campo.

La clave del desempeño óptimo

Desempeño Óptimo: Administrar la energía y no el tiempo

“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible” – San Francisco de Asis

A diferencia de las maquinas industriales y las computadoras. El ser humano está diseñado para cumplir ciclos de actividad y de renovación -de trabajo y de descanso-. Manteniendo un balance natural.

Nuestra energía comienza alta durante el día y pasa por diferentes ciclos durante la jornada laboral, donde va declinando nuestra vitalidad corporal, fortaleza emocional, foco mental, motivación y autocontrol.

Debemos respetar estos ciclos naturales, darles el andamiaje correcto y las estructuras necesarias para tener al máximo nivel nuestra vitalidad, bienestar físico, fortaleza, residencia emocional, claridad, creatividad y foco mental, motivación e inspiración intrínseca.

La manera en que los atletas de alto rendimiento, profesionales de alto desempeño y otros personajes famosos en la historia han logrado esto, es mediante el diseño de rutinas diarias, que les faciliten las conductas necesarias para mantener elevados los niveles de exigencia y demanda del día a día.

El objetivo de este libro es dar un pavimento para la creación de estas rutinas, ajustándose a nuestras metas y objetivos para sacarle el máximo provecho a nuestro tiempo y a nuestra energía.

Cambio de Paradigma en la Industria

Durante mucho tiempo la literaturas en productividad y las “mejores prácticas” se enfocaban en maximizar solo el uso de su tiempo, esto demostraba ser infructífero y contraproducente ya que las personas terminan quemándose, agotadas de energía.

Es la administración de nuestra energía, la que permite sacarle verdadero provecho a nuestro tiempo. Y es por medio del fortalecimiento de hábitos, rituales y rutinas, que podemos crear la “programación” necesaria en nuestro sistema operativo de conducta, para funcionar de forma eficiente.

No existe una receta mágica, formula o lista que todos podamos seguir indistintamente por igual, las condiciones y circunstancias de cada persona son únicas. Existen tantos caminos al desempeño y al éxito como existen individuos. Es necesario que cada uno de nosotros aprenda los principios básicos del desempeño, las técnicas y métodos que describimos y los ajuste de la manera que más cómodamente se adapten a sus exigencias y estilo de vida.

Este tema lo exploro a mayor profundidad en li libro – Tribus Enfocadas: Un blueprint para desarrollar una cultura de productividad, que pueden descargar de forma gratuita en bookboon.com

La era de la desmotivación

“El corazón del hombre es como una pluma en el tronco de un árbol, que el viento sigue soplando arriba y abajo” – Hadith.

Hoy en día vivimos en un mundo de híper-competencia, cambio acelerado, creciente individualismo y obsesión por el éxito material. Cada quien está por su cuenta. Es un juego de competencia por recursos, conocimientos y relaciones. Un mundo saturado de hostilidad subversiva que afectan nuestras fuerzas internas de forma negativa. La vida cotidiana se hace más compleja, los viejos sistemas se agitan y nos saturamos con distracciones.

La era de la desmotivación es la creciente sensación de angustia e incertidumbre que se experimenta cuando la vida cotidiana pasa por estados de desequilibrio e inestabilidad, se pierde la sensación de seguridad y no se encuentran puntos de referencia para aprovechar los recursos internos y restaurar el orden.

Es cada vez más difícil para las personas mantenerse enfocadas y motivadas. Especialmente para las generaciones más jóvenes que viven en regiones de gran incertidumbre política, económica y social. Una muestra de ello es que para las nuevas generaciones (millenials, generación y, generación z, etc.), no puede motivárseles con las mismas técnicas gerenciales de la era industrial, sus preferencias cambian hacia entornos de mayor libertad, crecimiento y afiliación. Donde encuentran mayor seguridad, estimulo intelectual y emociones positivas.

Sistema de defensa y sobrevivencia

La desmotivación es un sistema de defensa humano. Cuando el ambiente no está satisfaciendo nuestras necesidades, perdemos interés por el entorno. En cambio, la motivación dirige y energiza la conducta para facilitar la adaptación a nuestro entorno.

Mientras más exigente se vuelve la adaptación a nuestro entorno, más debemos demandar de nuestra motivación. Sin embargo, mientras más arduo se tornen las circunstancias individuales y del entorno, más difícil será experimentar, de forma natural, estados motivacionales positivos que nos permitan cumplir metas y superar situaciones difíciles. Y esto es porque, aunque la motivación es un recurso humano primordial para la supervivencia y adaptación, es también un estado cambiante y fluctuante sobre el cual es difícil ejercer control.

La motivación cambiante en tiempos difíciles

Imaginemos una pluma en el desierto capturada por los vientos, constantemente cambiando de dirección, a veces a la izquierda, a veces a la derecha, a veces arriba, a veces abajo; agitada en el tiempo en direcciones opuestas. Nuestros recursos internos, como la motivación, son igual de cambiantes que esa pluma en el viento, por eso son difíciles de dirigir cuando pasamos por tormentas internas que pueden perturbar nuestra motivación.

Debemos aceptar la naturaleza cambiante de nuestros estados internos y prepararnos para adaptarnos a sus constantes flujos. Para lograr ese objetivo, el primer paso es conocernos y estudiarnos a nosotros mismos, ya que esto nos permitirá estudiar nuestros propios patrones, fortalecer nuestra naturaleza y navegar con intención correcta a las metas propuestas.

Cuando las cosas van bien, hay más probabilidades estar motivados, dado que las circunstancias son buenas y tenemos los recursos necesarios para lograr nuestros proyectos. El problema es cuando las cosas no van bien, cuando no tienes recursos a tu alcance, ni tampoco el apoyo de otros y aparece una tormenta fuera de tu control; cuando cada día es más difícil continuar, te sientes más desmotivado, oprimido y sin energía para salir adelante.

En tiempos difíciles, la motivación es un recurso que necesitamos utilizar en su máximo potencial, ya que es la fuerza que nos permite energizar, mantener y dirigir nuestra conducta. Sin embargo, nuestro sistema educativo con sus escuelas y universidades, nunca se ha preocupado en enseñarnos cuáles son las herramientas que podemos usar para entender, diagnosticar y renovar nuestra motivación.

Es importante invertir tiempo en entender nuestra motivación, clarificar nuestros motivos, intenciones y metas, para así retomar el control de nuestro destino.

(Este es el primer capitulo de mi libro: Motivación en Tiempos Difíciles, si la providencia lo permite estaré compartiendo técnicas, consejos y estrategias de motivación en mi blog hasta completar un roadmap completo para esta habilidad y disciplina fundamental para los negocios y el éxito de los proyectos).


Recomendación del día:


Recomendado

Esta es la segunda edición del 2018.

Ir al ebook



 

 

La nueva moda de la Cyber-Espiritualidad

Tengo la certeza de que vamos a repetir en poco tiempo algo que sucedió en el mundo occidental y que tuvo su apogeo entre 1910 y 1950, algo que definió las generaciones que le siguieron y estamos a punto de revivirlo.

Todo empezó cuando vi por primera vez un curso de sanación por cristales en la prestigiosa plataforma de cursos online Udemy, luego el intenso marketing de la nueva plataforma de streaming GAIA, que se vende como “el Netflix de la espiritualidad”, y el nuevo movimiento de Mindfullness que parece esta agarrando fuerza entre los ejecutivos empresariales.

Los Antecedentes

¿Pero que sucedió entre 1910 y 1950?, pues algo similar, en esa época era difícil caminar por Europa sin encontrarse una librería con las obras publicadas de Madame Blavatsky, y flyers que te invitaran a las charlas de la Sociedad Teosófica, y sus novedosas ideas sobre la espiritualidad oriental.

Estos son los padres de los ashrams en occidente (dinero al bosillo de Osho), el movimiento hippie (susurro: Paulho Coelho), las regresiones (el favorito de los psicoanalistas), la reencarnación (es contigo Brian Weiss), la cábala moderna (de Anne Besant hasta Madonna ) y el new age (que le funcionó de maravilla a Don Drapper).

Es la época donde al ingenioso H.P Spencer Lewis, dueño de una imprenta, decidió transformar su negocio y vender clases de espiritualidad por correo, lo que llevo a la fundación del movimiento rosacruciano A.M.O.R.C, para mi fue el verdadero inventor de los mastermind de suscripción.  Algo similar utilizó Hubbard para la creación de la “Dianética” o «Cienciología».

Es cuando Aleister Crowley popularizó conceptos del uso de alta magia ceremonial en las altas esferas de la sociedad inglesa y estadounidense. Figura que influyo directamente la cultura de la música, la literatura moderna e incluso la política. Y cuya historia es demasiado amplia para abarcar en un post.

En todo caso, era una época donde era habitual pasar por una calle en Europa y ver sesiones de espiritismo y mesas rodantes, de pertenecer a un ashram donde había un guru iluminado en América, y de probar experimentos de espíritu más científico creyendo en las fuerzas del magnetismo y el mermerismo. Era la moda del momento y creo que nos estamos aproximando a vivir de nuevo una moda similar.

La extensión de la nueva moda

Esta moda llego a todos los rincones del mundo. En Latinoamérica también hubo figuras influyentes fundadores de sus propios movimientos, de sus propias tribus de seguidores. Conny Mendez con la metafísica 4 en 1 en Venezuela, más tarde Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez) con su Gnosticismo en Colombia, y la ovniología de erks en Argentina.

Una época confusa, una especie de buffet espiritual, donde podías servirte el plato a tu medida.  Los eruditos de esa época llenaban sus bibliotecas de ciencia y filosofía, pero también debían incluir algún volumen Antroposofía de Rudolph Steiner, quizás alguna curiosidad exótica del ocultismo como el Arqueometro de Saint Yves, o algo un poco más elitesco como Titus Burckhard.

¿De donde sacaron el dinero?

Y así, poco a poco, estas ideas fueron filtrándose en el mundo occidental. Y sin ánimos de hacer una larga historia de todos los movimientos pseudoespirituales del momento, lo que nos interesa es cómo estas personas encontraban los fondos para financiar tan grandes movimientos, con la fuerza de cambiar la cultura, y que hoy día las personas comparten muchas de sus ideas sin siquiera conocer sus origines.

La respuesta es que eran unos genios del marketing. Di lo que quieras de Madame Blavatksy, de Osho, de Papus, y de Hubbard. Esta gente se sabia vender.

Preparando la nueva cyber-espiritualidad de moda

Y hoy el terreno esta listo para la próxima gran fiesta de regreso a personajes similares, con filosofías extrañas para vivir mejor en un mundo hiperconectado y carente de significado profundo para una gran mayoría.

Solo basta con examinar la lista de los conferencistas de motivación más influyentes del 2018, o las 100 personas más inspiradoras en twitter y encontraremos personajes como:

@DeepakChopra, @DalaiLama, @paulocoelho, @Oprah, @DrWayneDyer, @marwilliamson, @CoachDawn, @Huithiang, @MaxLucado @EckhartTolle@eleesha, @zen_habits, @YogaHopeSue, @soulpancake, @yossi_ghinsberg, etc

Todas estas son ya figura clásicas del mundo de la auto-ayuda y libros de mejoramiento personal.

Todo el conocimiento al alcance, excepto el de uno mismo

El punto está en que el nuevo estilo de vida de hyper conexión, donde todo conocimiento esta al alcance excepto el de uno mismo, está llevando a las personas en buscar de nuevo ese “algo más”, ese sentido de realización, de propósito, de significado que es innato en los seres humanos. Y por supuesto ahora esta busqueda se hace online, y se comparte en redes sociales.

Este nuevo apogeo estará liderizado por la nueva generación joven de internet, quien expresará esta búsqueda en forma de una cyber-espiritualidad. Y las mentes de negocios ya han empezado a darse cuenta de esta tendencia para estar ahí y vender ofertas adecuadas a la demanda.

Lo mismo, pero con nueva caratula.

Y por supuesto, la forma más rápida de hacer estos productos es reciclando los viejos, regresando a lo que vendían los gurúes del pasado, pero con una nueva cara digital, una nueva suscripción, un  nuevo programa. Envolviéndolo por supuesto con los atributos que sean preferibles y más interesantes para esta nueva generación tecnológica.

Y en vista de que estas cosas no son siempre bienvenidas de igual forma por todas las mentes y consumidores del mercado, encontraremos la formación de clústeres, de nichos y de centros donde se pueda filtrar a los escépticos, al otro. Los grupos cerrados en internet, las lecciones online de espiritualidad, el coaching a distancia de iluminación. Es cuestión de tiempo que se vuelvan también parte de nuestra cotidianidad.

Estaremos examinando esta nueva tendencia, ciertamente hay cosas buenas y cosas malas que saldrán de ella. Es cuestión de preguntarse, ¿quién será la nueva celebridad Madame Blavatsky, el nuevo escritor de novelas Sir Edward Lytton?, ¿quién o qué será el próximo Aleister Crowley de la era moderna y digital?; o si tenemos suerte, ¿quién será el próximo Rumi, el próximo Juan de la Cruz?. En esta nueva moda de la cyber-espiritualidad, incluso lo más inverosímil es posible.